Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Viajar a México desde Australia y Nueva Zelanda

1453163915469La geografía del país norteamericano, su cultura así como los vestigios de la civilización precolombina hacen de esta nación un lugar de interés turístico para el viajero. Desde todas partes del mundo visitan a México. Los habitantes de Australia y Nueva Zelanda encuentran las actividades de relajamiento o aventura para disfrutar al máximo sus vacaciones.

Para volar desde Oceanía a México es necesario realizar escalas pues no existen vuelos directos. Entre las opciones disponibles para conectar estas naciones se encuentran:

  • Australia y Nueva Zelanda – Estados Unidos – México. La mayoría de los viajeros utilizan esta ruta. Las ciudades de EE.UU. más utilizadas son: Los Ángeles, Houston, Miami, Dallas, Chicago y Nueva York. Los ciudadanos australianos y neozelandeses no requieren visa para ingresar a Estados Unidos así que no tendrán inconveniente en realizar ninguna escala. Los Ángeles es la mejor opción, dado que ofrecen vuelos con mayor frecuencia, el trayecto es menor y generalmente cuesta menos.
  • Australia y Nueva Zelanda – Japón – México. Este trayecto te permite hacer escala en Tokio. Puedes necesitar una noche para descansar en el país asiático.
  • Australia y Nueva Zelanda – Europa – México. Varios países del continente europeo tienen conexiones directas con Ciudad de México, Cancún, Puerto Vallarta u otro destino turístico. En temporada vacacional algunas aerolíneas crean rutas a ciudades específicas en México según la demanda de viajeros. Puede tomar más de 30 horas el recorrido dependiendo de la ciudad europea elegida. Sin embargo, depende de la posibilidad del viajero el establecimiento de las escalas.
  • Otras rutas contemplan hacer escala en Canadá o en naciones sudamericanas como Chile y Argentina.

Conocer la cultura mexicana, sus tradiciones, gastronomía, la belleza de sus paisajes así como sus especies de flora y faunas únicas en el mundo, son algunas de las razones por las que millones de turistas recorren el país. Y parte de ellos provienen de Australia y Nueva Zelanda.