Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

¡Cuán equivocado estaba de Ciudad de México!

Siempre había querido conocer la misteriosa ciudad de Teotihuacán. Su riqueza arquitectónica, enigmáticas pirámides y la historia escondida en cada espacio me parecían el destino perfecto para un viaje. La mezcla ideal entre entretenimiento y aprendizaje. Sin embargo, la fama de Ciudad de México me impedía disfrutar la experiencia. Después de una clase sobre la civilización precolombina decidí arriesgarme y visitar la capital mexicana. Entre los prejuicios que tenía de esta ciudad se encuentran:

La violencia

Beyond the ViolenceAlgunos diarios alrededor del mundo hablan de los crímenes que se cometen en el país mexicano. Delitos relacionados con la droga y con las bandas que luchan por obtener el mercado. La visión de algunos extranjeros es que en cada esquina hay un robo o un atraco. Nada más lejos de la realidad.

Mi experiencia al visitar Ciudad de México fue diferente a como había pensado. Según el gobierno, más de 80 mil agentes de policía cuidan a propios y extraños en esta ciudad. Todas estas políticas han reducido los índices delictivos. Durante mi estadía en la ciudad, pude comprobar que los mexicanos son gente muy amable y cálida. No presencié ni fui objeto de ningún intento de robo.

El agua

Otro mito falso que se cierne sobre Ciudad de México es que el vital líquido es sucio y ocasiona fuertes malestares en el organismo. Residentes y extranjeros hablan de la dolencia estomacal producida por “la venganza de Moctezuma”. Generalmente se debe a la falta de acondicionamiento del sistema inmunológico ante los alimentos de la región. Mi prejuicio era que no iba a poder salir de casa. Sin embargo, gracias al consumo de agua potable y moderación en la comida, no tuve ningún inconveniente.

El metro

Se decía que si entrabas al subterráneo de Ciudad de México no podrías salir. Ante el tránsito de la metrópoli es la mejor opción para trasladarse de un lugar a otro. Sólo hay que programar tus rutas para que no viajes en horas pico, cuando hay mayor congestión.

Ciudad de México es una urbe fantástica. Sus sitios turísticos son únicos en el mundo. No dejes de visitarla.